sábado, 3 de diciembre de 2016

Mi bebé tiene plagiocefalia!!



Cuando viene a consulta unos padres con un recién nacido con plagiocefalia, una de las preguntas que me hacen es: “mi bebé tiene una zona plana en la cabeza ¿le voy a tener que poner casco?, vengo aquí para evitar que le pongan casco”. Y llevan razón en que la Osteopatía realizada a tiempo sobre la cabeza de su bebé evita el uso de casco, pero por qué es tan necesario tratar con Osteopatía la plagiocefalia? Voy a intentar aclarar ciertas dudas.




¿Qué es la plagiocefalia?


Es una deformidad craneal, con un aplanamiento de la parte trasera de la cabeza,  que puede acompañarse de un desplazamiento del mismo lado de la cabeza hacia adelante (deformidad en paralelogramo). Os muestro una imagen:

Deformidad en Plagiocefalia



¿Por qué sucede la plagiocefalia?


Muchos padres piensan que es por haber dejado al niño dormir siempre para el mismo lado, pero no siempre es por eso o solo por eso, esta deformidad se puede producir ya en el útero o en el momento del parto. A veces viene asociada a tortícolis congénita. En todos los casos nos encontramos con un bebé que tiene predilección por mantener la cabeza girada siempre del mismo lado, ya que hay “algo” que le incomoda si se coloca del otro lado. Si no actuamos rápidamente eliminando las tensiones internas que hacen que el bebé gire la cabeza hacia el mismo lado, la plagiocefalia ya instaurada irá empeorando al permanecer el bebé más tiempo sobre ese lado y el bebé que nace sin ella, se le comenzará a aplanar poco a poco.



¿Qué síntomas provoca la plagiocefalia?


Para empezar tenemos uno de los huesos más importantes del cuerpo deformado (el occipital) dicho hueso se articula con las primera vértebra cervical (el Atlas) por lo que si la cabeza está deformada en paralelogramo, la pelvis adaptará también a esta posición. Por lo que la plagiocefalia puede producir principalmente: 


  • Alteración de la mecánica craneal 
  • Escoliosis dorsolumbar
  • Alteraciones visuales y/o auditivas
  • Alteraciones del desarrollo psicomotor   
  • Alteraciones en el aprendizaje  
  • Alteraciones en la articulación temporo-mandibular

Aunque le coloquemos a un bebé el casco, estamos corrigiendo la deformidad estética pero no los desequilibrios tensionales que unen unas estructuras con otras, por lo que yo recomiendo comenzar un tratamiento osteopático lo antes posible, que ayude a corregir y prevenir la deformidad, y quizás el bebé no necesite usar casco. Si por el contrario llegamos tarde al diagnóstico y el bebé ya usa casco, sigo recomendando tratarlo con Osteopatía junto al uso del casco, ya que vamos a eliminar de raíz la causa que provocó dicha plagiocefalia.

Carmen Barón. Fisioterapeuta y Osteópata Pediátrica.
Centro Fisioterapia Osteopatía Barón